Panellets, una tradición en época de otoño que siempre nos acompaña

Panellets

Sea en la Castanyada, el Día de Todos los Santos o simplemente por capricho, los panellets representan un dulce tradicional siempre presente en las mesas de los residentes de Catalunya, Valencia y Baleares. Actualmente, su consumo está rompiendo algunas barreras y es habitual encontrarlos en algunas pastelerías durante todo el año. Aun así, los pasteleros y reposteros lo tienen bien claro: el 1 de noviembre es uno de los días con más demanda del año.

 De las cocinas de las casas, a las pastelerías más refinadas

La tradición de los panellets nace en el siglo XVIII, en que su elaboración está ligada con antiguas celebraciones religiosas, donde se tenía la costumbre de elaborar este tipo de dulces y llevarlos a la iglesia o a la tumba de los difuntos. Tiempo después, empezó a ser una costumbre terminar esta fiesta religiosa con panellets.

A partir del año 1796, estos dulces empezaron a coger relevancia en las ferias populares de Barcelona. Rápidamente, consiguieron triunfar entre los asistentes, lo que provocó que poco a poco, se fuese implementando esta costumbre en poblaciones circundantes y finalmente, en toda Catalunya.

Al iniciar el siglo XIX, los panellets ya habían conseguido convertirse en un producto selecto de repostería, pasando de ser un simple producto elaborado en las cocinas de las casas, a ser un producto vendido en las pastelerías más refinadas. Poco tiempo después, alcanzó una gran aceptación por parte del público y la costumbre cogió más fuerza que nunca.

Más información sobre los panellets aquí.

Panellets 1

Un producto de la máxima calidad

El año 2002, los panellets obtuvieron el Sello Europa de Calidad Alimentaria, siendo el primer producto europeo en conseguir este prestigioso título.

Para entender mejor la excelencia que otorga este título, algunos productos españoles que han tenido el placer de poder contar con este título son: el vino, el jamón serrano y el aceite de oliva virgen extra, entre otros.

Además, estos mazapanes también tienen el certificado de Especialidad Tradicional Garantizada (ETG), que define qué ingredientes debe contener y cual debe ser la forma de elaborarlos, para así mantener la tradición.

Receta Tradicional de panellets para hacerlos en casa

Los panellets más tradicionales, y también los más populares, son los de piñones. Aunque, hoy en día se pueden preparar de muchísimos sabores distintos, como de almendra, coco, café, cacao o naranja, entre otros.

Como curiosidad, para saber diferenciar los panellets artesanales de los industriales, os recomendamos un artículo de la Vanguardia (haz clic aquí). ¡Convertiros en todos unos expertos en estos dulces!

Para realizar el Mazapán

Ingredientes: 250 g. de harina de almendra, 175 g. de azúcar blanco, 75 ml. de agua mineral y 1 clara de huevo.

Proceso

1. El primer paso es poner en un cazo el agua a fuego medio y luego, se tiene que ir añadiendo el azúcar poco a poco hasta que se disuelva y, se cree un almíbar suave.

2. Una vez tengamos el almíbar, se tiene que añadir la harina de almendra e ir removiendo hasta que se despegue de las paredes. Cuando podamos ver que se empieza a despegar, se retira del fuego y se deja reposar la masa unos 10-15 minutos.

3. Pasado este tiempo le añadimos la clara de huevo y volvemos a mezclar hasta que esté bien incorporada. Cuando podamos ver una masa homogénea, tenemos que dejar enfriar la masa en la nevera de 2 a 3 horas para que coja consistencia y de esta manera, se pueda manipular más fácilmente.

Para realizar los panellets

Ingredientes: 100 g. de piñones,100 g. de almendra cruda en cuadraditos y 1 huevo batido.

 Proceso

1. En primer lugar, se tiene que precalentar el horno a una temperatura de 200 ºC y colocar en una bandeja de horno papel sulfurizado (para hornear).

2. ¡Ahora es el momento de darle forma a nuestros panellets! A continuación, tomamos una porción de mazapán y le damos forma redondeada con las manos (aproximadamente cada panellet tiene que pesar entre 12-15 g.).

3. Una vez tengamos las bolitas preparadas, las pasamos por el huevo batido y las rebozamos de piñones. Es importante rebozar los panellets con presión para que se adhieran correctamente todos los piñones. Cuando lo tengamos lo pondremos en la bandeja.

4.Cuando ya tengamos todos nuestros panellets sobre la bandeja del horno ya sólo nos quedará pintarlos con el huevo batido. Los introducimos en el horno a 200 ºC durante unos 6 minutos. En cuanto podamos observar que empiezan a coger un color dorado ya se pueden sacar del horno.

5. ¡Ahora viene la mejor parte! Una vez sacados del horno, dejamos que se enfríen y… ¡Ya se pueden comer!

Receta de: Postres Originales   Autora: Pilar, blogger de “Postres Originales”