Nuestros cocineros: Mirko Carturan, el rey de la trufa blanca

Mirko Carturan

Gracias a la riqueza gastronómica que disponemos, por todo el territorio catalán podemos encontrar pequeños restaurantes de excelente nivel que luchan contra las nuevas tendencias que se van sucediendo en el panorama de la restauración en Barcelona. Desde la Penya Gastronòmica Barça creemos que hay que darles valor, sean de donde sean, dado que cada día ayudan a posicionar Cataluña cómo una de las zonas del mundo con más calidad en el ámbito culinario.

Uno de estos restaurantes que hay que hacer parada por su magnífica cocina de territorio está ubicado en el pueblo de Caldes de Montbui, en el Vallès Oriental. Hablamos del “Mirko Carturan, Cocinero” que, con este nombre, ya de entrada nos muestra una reivindicación del oficio por parte de su chef, Mirko Carturan.

Este piamontés, perfectamente integrado en Cataluña, ya hace más de veinte años que reside en nuestro país y nos ofrece una propuesta gastronómica honesta y atrayente, sin rarezas innecesarias. Nos presenta una carta muy estacional, basada en una cocina de autor donde el producto de mercado,  muchas veces ecológico, es la estrella indiscutible del plato.

Mirko Carturan Cuiner

Ha trabajado en restaurantes italianos (Il Bellini y Gualtiero Marchesi), vascos (Zure Etxea) o catalanes (Gaig y Eldorado Pequeño).  Este amplio abanico de experiencias culinarias las transporta a Cataluña y las fusiona de una manera muy atractiva. Un ejemplo lo podemos encontrar en su plato de ñoquis de patata con cocotxas al pil-pil. ¡Una delicia!

Abrió su propio restaurando el 2005 junto con su mujer, Meritxell Caballé, que se encarga de la sala. Dispone de terraza interior, un comedor lleno de clientela decorado con libros gastronómicos y una cocina a la vista de los comensales, donde muestra un estilo lleno de sabores bien presentados y fácilmente reconocibles en nuestro paladar.

Mirko Carturan nació en Italia, en la ciudad de Asti, tierra de grandes vinos y de uno de los hongos más codiciados por todo aquel que se defina como cocinero, la aditiva trufa blanca. Su larga experiencia con este producto gourmet se izo notar con su monográfico de este producto de invierno que enseñó a 15 afortunados peñistes al IX Taller de Cocina de la Peña.

También llamada Tuber magnatum, la trufa blanca es una especie más difícil de encontrar que la variedad negra, que prolifera principalmente en el Piamonte, al lado de las ciudades de Alba y Asti, así como las zonas de Langhe y Montferrat. Crece bajo tierra, entre encinas, robles y avellanos, y empieza a fructificar en otoño. Dado que cuesta tanto encontrar ejemplares, su precio de mercado es altísimo, y forma parte de uno de los productos gastronómicos de alta cocina más caros. A alrededores de octubre y noviembre puedes encontrar ejemplares en la venta a la Fiera Internazionale del Tartufo Bianco de Alba.

tartufo Bianco

Así pues, si queréis una propuesta de cocina tradicional con toques creativos y de fusión, a 30 minutos de Barcelona tenéis el restaurante de Mirko Carturan, un magnífico cocinero y peñista que os dará una cálida experiencia gastronómica.