SALIDA AL BERGUEDÀ CON LA FAMILIA ROVIRA, COMIDA EN EL HOSTAL DE SANT MAURICI



El encuentro de más de 50 peñistas y amigos de la PGB en la comarda de “El Berguedà” ha sido de hermanamiento, buen rollo y barcelonismo en estado puro, con gastronomía de calidad contrastada y respeto por el territorio gracias a la familia Rovira y su equipo que han emocionado a la Penya.

También lo ha hecho el Barça con la victoria en el Derby contra el Espanyol 0-2 y que todos los peñistas han vivido viéndolo en una pantalla gigante en el Hostal Sant Maurici junto a Joan Casals, l’Avi del Barça que personifica desde el año 1984 y que es peñista de Guardiola de Berguedà.

L’Avi del Barça y Ramón Burniol, Presidente de la Federación de Penyes del Bages, Berguedà y Cerdaña, han sido muy amables al acompañarlos en esta jornada histórica desde el primer envite gastronómico.

El punto de encuentro de los peñistas ha sido el Hotel-Restaurante “Els Casals” (con una estrella Michelin y donde Oriol Rovira interpreta su cocina más creativa) en Sagàs donde han cogido fuerzas con una selección de magdalenas y “plum cakes” para tirar cohetes.

A continuación, se han desplazado a “Can Malla” que es donde la familia Rovira tiene el ganado y la huerta, y es donde curan sus magníficos embutidos.

Son distintas masias rurales vecinas desde donde se puede comprender perfectamente su filosofía “Tancant Cercles” que consiste en producir de acuerdo con las formas artesanas tradicionales y de controlar todos y cada uno de los procesos productivos.

Aquí en Can Malla, tanto Oriol como Jordi Rovira han dado la bienvenida a los peñistas y han mostrado sus instalaciones con explicaciones detalladas de Jordi.

Con referencia al ganado, trabajan propiamente con vacas de campo, cerdos y aves; matando unos 25 cerdos semanalmente que no es una cifra muy elevada pero les permite cuidar y garantizar la máxima calidad de sus productos.

Merece la pena destacar la presencia entre los peñistas de Joan Tatjé, que colabora con la familia Rovira dada su especialización en el suministro de pichones y conejos, también en este territorio.

La elaboración de embutidos por parte de la familia Rovira deriva en productos de excepcional calidad donde no utilizan ni conservantes ni colorantes, sólo salnitre, que es un conservante natural, para sus salchichones.

Salchichón, fuet, bull blanco, negro, con lengua, sin lengua, butifarra cruda o cocida, negra o blanca, de perol, lomo fresco, etcy como no su reconocida sobrasada, más picante o menos, donde puede llegar a tener una curación de 8 meses.

Un verdadero paraíso del embutido donde los peñistas han tenido la oportunidad de hacer buenos pedidos para la familia y amigos.

La huerta es una parte primordial de su actividad con el cultivo de patatas, tomates, etc donde por cuestiones de climatología su temporalidad va más retrasada que la habitual pero la calidad es fuera de serie.

Jordi ha sido muy amable mostrando las naves con los cerdos y también un cerdito de sólo 15 días; así como el molino donde trabajan diferentes piensos como trigo, avena, cebada, etc.

Al terminar, los peñistas se han dirigido al Monestir de La Portella en el pueble de La Quar, a unos 5 kilómetros de Can Malla.

Aquí en el Monestir, un vermut de campeonato ha encandilado a los peñistas, en tres mesas distintas con salchichones, aceitunas aliñadas, carquinyolis y la cabeza de lomo ahumada que ha levantado auténticas pasiones; junto con el vermut blanco y negro “Yzaguirre” de toda la vida.

Un paraje inolvidable que la Penya ha despedido con la foto de grupo delante del Monestir, donde el vermut ha generado tanta energía que en algún momento ha parecido verse a Nadia Comaneci, la reina de Montreal 76, pues la peñista Elena ha brindado un fabuloso espagat, que el peñista Dani ha complementado con un ejercicio más propio de caballo con arcos que lo hubiera firmado el malogrado y genial gimnasta catalán Joaquín Blume.

La siguiente parada ha sido en el Hostal Sant Maurici, también en La Quar, donde se ha celebrado el “Dinar de Pagès” que 50 estómagos estaban preparados para disfrutar de un menú de fiesta mayor con ensalada de col, “trinxat”, “pèsols negres del Beguedà” con panceta, oreja de cerdo a la brasa con “mongeta del ganxet”, “cap i pota”, y cordero a la brasa. Todo directo al cerebro, una auténtica fiesta de hermandad gastronómica.

Buenos vinos con la comia como el “Brunus” 2010 de la bodega “Portal del Montsant” (D.O. Montsant) y el cava “Parxet” brut nature (D.O. Cava).

Selección de quesos y flan con nata para dar final a esta excelente comida antes de los gin tónics con la magnífica ginebra “Vones” y la tónica más barcelonista de todas, la “Fever Tree”.

El partido se ha vivido con extraordinaria atmósfera peñística y con momentos de euforia en el mismo hostal en una pantalla 2m X 2m como se puede comprobar en este vídeo.

El Barça va lanzado al título de Liga con un fantástico juego en la primera parte con dos goles de Neymar y Messi que ha finalizado con 0-2 después de la expulsión injusta de Jordi Alba.

Como es tradición, se ha celebrado la “Porra del Derby” que han ganado 4 peñistas al acertar el 0-2, y l’Avi del Barça ha entregado a cada uno de ellos; Josep, Héctor, Andruino y Ferran, una botella de cava “Parxet” brut nature.

Antes de partir, el Vicepresidente de la PGB Josep Vilella ha agradecido en nombre de la Penya la fabuloso acogida de la familia Rovira entregando el mandil de cocinero de la PGB a Jordi Rovira y, sobretod, recordando que precisamente este 25 de Abril hace un año nos dejó muy tristemente Tito Vilanova.

¡Visca el Barça y la Gastronomía!