Nuestros cocineros: Carles Gaig, el maestro de la cocina casera catalana

Cuando pensamos en recetas tradicionales de toda la vida, no podemos evitar pensar en uno de nuestros peñistas más admirados. Un cocinero que ya de niño apuntaba maneras, ayudando al restaurante de sus padres y que por la ceguera de su madre, decidió coger las riendas de los fogones del restaurante en 1979. Hablamos de nuestro peñista y amigo, Carles Gaig.

Su cocina es un reflejo de las influencias recibidas a lo largo de su vida, primero en el restaurante “La Taverna d’en Gaig”, la antigua fonda del pueblo que era Horta, donde observaba las recetas clásicas que cocinaba su madre y su bisabuela. Más tarde, a raíz de los artículos de Josep Pla y Néstor Lujan, se adentró en la cocina francesa para conocer la base de la gastronomía de la mano de auténticos maestros como Paul Bocuse y Fredy Girardet.

Al dominar la base, habiendo cogido técnica, paladar y experiencia, “se independizó” de sus padres para abrir su propio restaurante al Ensanche, el Gaig. En él, recoge toda la herencia recibida de la cocina casera catalana que aprendió de sus antepasados de manera autodidacta, pero aportando toques de cocina de vanguardia y creando una fusión muy equilibrada que se refleja en sus platos.

Carles Gaig_PGB (3)

Para el chef Carles Gaig, la composición de un plato contiene dos elementos imprescindibles. El primero es un respeto absoluto por el producto, seleccionando sólo alimentos de calidad. En palabras del mismo Carles Gaig “Más de tres elementos son multitud en un plato”. En segundo lugar, la frescura de la materia primera es innegociable. ¿La prueba? Cada día visita el Mercado de la Boqueria y escoge personalmente los elementos que compondrán sus platos.

Podemos decir pues que este apasionado de la cocina tiene una gran ventaja respecto a muchos de sus colegas: ha tenido la gran suerte de vivirla en primera persona desde que era un chiquillo, observando sus antepasados, que ya servían un tipo de gastronomía a sus clientes que lo marcó de por vida.

Si observamos la carta impecable del restaurante Gaig, tenemos muy claro cuáles son las sugerencias para que nuestros peñistas puedan disfrutar de su fantástica propuesta culinaria. El lechón deshuesado crujiente, el tartar de lubina, o sus canalones con trufa negra nos hacen saltar las lágrimas. La carta varía según la temporada, pero algunos platos se mantienen siempre como el arroz de pichón (una receta de su bisabuela) y los pies de cerdo deshuesados al estilo de la casa.

arròs de colomí

Desde el Restaurante Gaig, en pleno ensanche desde 2008, nuestro peñista ostenta más que sobradamente una estrella Michelin, pero sobre todo emociona con su cocina más cuidadosa y refinada, y también de fonda con cocina casera catalana. Los más viajeros tienen oportunidad de disfrutarlo en el restaurante Porta Gaig a la nueva terminal T-1 del Aeropuerto de Barcelona (2010) y muy recientemente en el espacio Gaig en Casa donde hace contentos a familia y amigos con su deliciosa comida para llevar y dónde también, a mediodía, se  puede comer un espléndido menú. Su infatigable capacidad de trabajo lo trae de aquí para allá, participando activamente en diferentes espacios gastronómicos en Singapur, las Canarias, etc. Un gran ejemplo para todos.

Siempre recordaremos el espectacular II Taller de Cocina de la Penya Gastronòmica Barça que nos hizo nuestro amigo y penyista Carles Gaig, con un menú sensacional y sus recomendaciones. Una magnífica oportunidad de disfrutar con este maestro de la cocina casera catalana de carácter emprendedor y detallista.

tallers de cuina